Muchos sueñan con la libertad pero están enamorados de sus cadenas.

Dicen que allá en los brazos de la persona que uno ama es el lugar mas bonito para vivir.

Que las pestañas cumplen deseos cuando nuestros sueños son mas grandes que la palabra soñar.

Que cerramos los ojos cuando queremos sentir lo que nunca se ha cruzado por nuestro corazón, convirtiendose en metáfora.
Besando apurados porque si no estamos en peligro de enamorarnos.

Que el cielo a veces nos susurra cosas y se viste de colores para resaltar.

Que las canciones preferidas siempre las cantaremos a gritos estando en el bus o en algun lugar donde puedan llamarnos locos.

Que las fotografias se desgastan por haber muchas lagrimas cubriendolas.

Que las noches no son tan oscuras para los que estan juntos, y para la soledad se pinta de un hoyo profundo sin alguna grieta que pueda dar compañia.

Que viviremos olvidando lo que un día nos lleno de alegría dejandonos desgastados.

Yo le llamaría a todos esos momentos, vivir sin preguntar quienes somos, sin encontrarnos en versos o en rimas, desapareciendo pero siendo visibles para alguien que sepa apreciar lo poquito o lo bonito que tengamos de nosotros mismos. Por ello, pienso caminar y no ver los charcos de lodo que voy dejando atras, solo mojandome y sentir que mi momento preferido llego y ya no se irá porque lo tendre atrapado entre mis dedos. Para siempre.

Julliette. (via rocioazucenaflorecido)